Diferencia entre discapacidad y minusvalía

Conocer la diferencia entre discapacidad y minusvalía es básico de cara a la contratación de un seguro. En términos generales, utilizamos estas dos palabras como sinónimas, y sin embargo tienen significados diferentes que conviene conocer.
La diferencia entre discapacidad y minusvalía también está relacionada con el concepto de dependencia, a continuación analizamos sus significados y su influencia en las pólizas de seguros.

¿Qué es una discapacidad?

Una discapacidad hace referencia a una restricción o ausencia de capacidades para llevar a cabo una actividad determinada, dentro de los márgenes considerados normales. Una discapacidad puede venir dada por una deficiencia, o bien puede derivarse por otras causas indirectas,que no permiten a una persona realizar determinadas labores con normalidad.

Existen nueve tipos de discapacidades, en función de las tareas para las que la persona que la sufre esté imposibilitada:

  • Comunicación
  • Conducta
  • Cuidado personal
  • Locomoción
  • Disposición del cuerpo
  • Destreza
  • Situación
  • Aptitudes concretas
  • Otras restricciones de actividad

La discapacidad se puede valorar en función del grado al que afecte a la persona. El Estado prevé prestaciones en grados superiores al 33 %.

¿Qué es una minusvalía?

Una minusvalía es una situación desventajosa para un individuo, esta imposibilidad limita su desempeño en tareas habituales. Mientras que una persona con una discapacidad sí podría caminar a pesar de no hacerlo con normalidad si sufre una atrofia en los pies, una persona minusválida no podría caminar en absoluto, debido a una merma física.


En términos generales, una discapacidad dificulta la realización de ciertas tareas, mientras que una minusvalía la imposibilita por completo. Al igual que sucede con la discapacidad, existen seis tipos de minusvalía, son los siguientes:

  • Orientación
  • Movilidad
  • Independencia física
  • Ocupacional
  • Integración social
  • Autosuficiencia económica

En ocasiones, la diferencia entre una persona con discapacidad y un caso de minusvalía es difícilmente perceptible, son las autoridades públicas las encargadas de evaluar cada caso particular, para determinar subsidios, ayudas, etc.

¿Qué es dependencia?

La dependencia es un estado de carácter permanente, en el que por diversas razones, una persona necesita de la ayuda de otras para desarrollar su vida diaria, debido a que carece de autonomía personal.

Para que una persona llegue a tener un grado de dependencia, deben darse tres condicionantes:

  • La persona afectada no es capaz de realizar las tareas cotidianas básicas por sí misma.
  • Es imprescindible la asistencia por parte de otra persona.
  • Debe presentar una limitación, ya sea física o intelectual, que merme las capacidades de la persona.

Un individuo que no pueda llevar a cabo las tareas básicas diarias y que por tanto necesite de la ayuda de terceros, será considerado dependiente, independientemente de si las causas son de nacimiento o han sido sobrevenidas.

¿Cuál es la diferencia entre discapacidad y minusvalía?

Diferenciar un caso de discapacidad, minusvalía y dependencia es muy complejo, y es imprescindible evaluar cada caso. En los siguientes ejemplos, podemos comprobar hasta qué punto puede ser complicado diferenciar cada caso.

Ejemplos de diferencia entre discapacidad y minusvalía


Un defecto físico en una mano que permita que el sujeto pueda desarrollar una vida normal, impidiéndole únicamente desarrollar tareas muy concretas, sería una discapacidad, que se convierte en una minusvalía si la persona no pudiera llevar a cabo tareas más complejas, por ejemplo, manipular un teclado de ordenador, sin embargo, es muy difícil que una persona con un defecto en una sola mano pueda llegar a ser dependiente, si no sufre otras discapacidades.


En un caso similar, una persona afectada por un defecto en un pie podría sufrir una discapacidad si caminara con dificultad, en el caso de una persona que no pudiera caminar en absoluto, podríamos determinar que se trata de un caso de minusvalía o dependencia, en función de la ayuda que necesite en su día a día, incluso si no sufre otro tipo de defecto físico o psíquico.


En conclusión, los supuestos teóricos acerca de la diferencia entre minusvalía, discapacidad y dependencia están claros, pero en la práctica, será necesario analizar el grado de independencia de cada individuo y sus capacidades para afrontar el día a día.

¿Cualquiera de estos casos está cubierto por mi seguro de vida riesgo?

En el sector de las aseguradoras, la diferencia entre dependencia, discapacidad y minusvalía son importantes a la hora de resolver pólizas de vida que incluyen cobertura por incapacidad. Sin embargo, no todo daño físico o psíquico es susceptible de ser compensado por un seguro de este tipo.


Los seguros de vida contemplan compensaciones por fallecimiento por cualquier tipo de causa y en ocasiones, también incluyen una póliza por incapacidad. Es la propia póliza la que establece el grado a partir del cual se puede solicitar una compensación, en función del grado de incapacidad, los baremos son los siguientes:

  • La Incapacidad permanente parcial: Personas que han sufrido un accidente, causando una disminución de al menos un 33 % en su desempeño laboral habitual.
  • Incapacidad permanente total: La persona ha sufrido una incapacidad absoluta para desarrollar su trabajo, pero puede desempeñar otros.
  • Incapacidad permanente absoluta: La persona ha sufrido un accidente que la inhabilita para desempeñar cualquier tipo de labor profesional.
  • Gran invalidez: El accidente sufrido por el titular le incapacita para llevar a cabo tareas diarias, necesitando la ayuda de otras personas para valerse en su día a día.

Evidentemente, el concepto de incapacidad y sus diferentes grados están muy relacionados con la discapacidad, la minusvalía y la dependencia, sin embargo, a la hora de solicitar el cobro de compensaciones lo que se tiene en cuenta es la incapacidad del titular para desarrollar labores profesionales, y en los grados más graves, la incapacidad para valerse por sí mismo.


Es importante recordar que no todos los seguros de vida cuentan con una póliza de invalidez, de hecho lo común es que el titular la solicite, o bien la aseguradora la ofrezca aparte.

Los seguros relacionados con la protección laboral sí incluyen en su mayoría pólizas relacionadas con casos de incapacidad e invalidez, de hecho, en muchos sectores profesionales, por ejemplo en la construcción, es obligatorio que la empresa cuente con un seguro de este tipo que cubra a los trabajadores.

Leave a Reply

Post Recientes

renta vitalicia
¿Qué es una renta vitalicia?
diciembre 30, 2021
seguro de accidentes convenio
¿Qué es un seguro de accidentes de convenio?
noviembre 22, 2021
seguro de vida para préstamo personal
Seguro de vida vinculado a un préstamo personal ¿Es obligatorio?
noviembre 22, 2021

Archivo del blog

Nubes de etiquetas